Contenedores marítimos como almacén industrial

CONTENEDOR HIGH CUBE DE OCASIÓN 40 PIES

Los almacenes industriales desempeñan un papel fundamental para mantenerse al día con la rápida industrialización del siglo XXI. Sin embargo, construir un nuevo almacén entraña múltiples retos, como altas inversiones iniciales y estructuras poco flexibles. Aquí es donde entran en juego los contenedores marítimos. Los contenedores marítimos, o simplemente contenedores, son versátiles equipos ampliamente utilizados en diversas industrias, desde el transporte marítimo a la construcción y el almacenamiento.

1. Rentabilidad

Una ventaja importante de utilizar contenedores marítimos para el almacenamiento es la escasa inversión inicial que se requiere. En comparación con las estructuras tradicionales de almacenes industriales, los contenedores marítimos son considerablemente más baratos de adquirir y mucho más fáciles de reutilizar. Esto hace que los contenedores marítimos sean una solución ideal para empresas de tamaño pequeño o mediano con un presupuesto y un espacio limitados.

2. Versatilidad

Los contenedores marítimos existen en varios tamaños y tipos, que van desde 10 a 53 pies de longitud. Esto los hace muy versátiles para distintos usos. Pueden servir para almacenar y transportar mercancías, así como para construir estructuras permanentes o temporales, como oficinas, talleres e incluso viviendas.

3. Instalación rápida

Una de las principales ventajas de utilizar contenedores marítimos como almacén industrial es su instalación rápida y sencilla. Las estructuras vienen totalmente prefabricadas y pueden transportarse y montarse fácilmente in situ en un día. Esto hace que los contenedores marítimos sean una solución perfecta para las empresas que buscan opciones de almacén rápidas y rentables.

4. Movilidad

Otra gran ventaja de utilizar contenedores marítimos para el almacenamiento industrial es su movilidad. A diferencia de las estructuras de almacén tradicionales, los contenedores marítimos pueden moverse y reconfigurarse fácilmente para adaptarse a las necesidades. Esto hace que los contenedores marítimos sean una solución ideal para las empresas que necesitan un sistema de almacenamiento flexible y adaptable.

5. Durabilidad

Los contenedores marítimos están fabricados para soportar condiciones extremas, como temperaturas extremas y cargas pesadas. Esto los convierte en estructuras muy duraderas y resistentes, ideales para el almacenamiento industrial. La mayoría de los contenedores marítimos también cuentan con sistemas de cierre integrados, que garantizan la seguridad de la mercancía almacenada.

6. Eficiencia energética

Los contenedores marítimos son también soluciones de almacenamiento muy eficientes desde el punto de vista energético. La construcción metálica de los contenedores marítimos proporciona una mejor aislamiento que las estructuras tradicionales de los almacenes, reduciendo la necesidad de sistemas de control climático adicionales. Esto se traduce en menor consumo de energía y menores costes operativos.

7. Solución sostenible

Los contenedores marítimos también son una solución respetuosa con el medio ambiente. La mayoría de los contenedores marítimos utilizados para aplicaciones industriales son contenedores de transporte reutilizados, lo que reduce la demanda de nuevos materiales de construcción. Esto también ayuda a las empresas a reducir su impacto medioambiental y contribuye a un futuro más sostenible.

8. Fáciles de usar

Por último, los contenedores marítimos son soluciones de almacenamiento muy fáciles de usar. La mayoría de los contenedores marítimos tienen rampas de entrada y puertas laterales, que facilitan el acceso a la mercancía almacenada. También pueden equiparse con funciones adicionales, como sistemas de iluminación, ventilación y estanterías, para optimizar la eficacia del almacenamiento.

Los contenedores marítimos son una solución ideal para las empresas que buscan un almacén industrial rentable, versátil y fácil de usar. Su rápida instalación, movilidad, durabilidad, eficiencia energética y sostenibilidad la convierten en una atractiva alternativa a las estructuras de almacén tradicionales. Además, los contenedores marítimos ofrecen una gran variedad de tamaños y características, lo que los hace adecuados para empresas de todas las formas y tamaños.

¿Cómo pintar un contenedor marítimo?

Los contenedores marítimos se han convertido en una opción popular para construir viviendas, oficinas y tiendas. No sólo son más baratos, sino también más respetuosos con el medio ambiente que las construcciones tradicionales. Sin embargo, la nueva tendencia plantea algunos retos, uno de ellos es cómo pintar un contenedor marítimo.

Tanto si el contenedor sirve como almacén temporal como como espacio habitable permanente, una capa de pintura bien aplicada lo protegerá y le dará un aspecto profesional. En este artículo te indicamos los pasos a seguir para pintar con éxito tu contenedor marítimo.

Decide qué pintura utilizarás

La primera decisión que debes tomar es qué tipo de pintura vas a utilizar. La elección dependerá de la ubicación y la función del contenedor. Por ejemplo, si estará expuesto al aire salino, una pintura a base de esmalte será más resistente a la formación de óxido. En cuanto al color, la pintura acrílica es la opción más popular, pero también pueden considerarse otros tipos de pintura siempre que el material sea compatible con la superficie del contenedor.

Limpia la superficie

La pintura sólo se adherirá correctamente a la superficie del contenedor si está limpia y libre de residuos. El primer paso del proceso de pintura es limpiar a fondo el exterior del contenedor con agua, jabón y un cepillo. También, si es necesario, puede utilizarse una hidrolimpiadora. Después de la limpieza, la superficie de acero se debe secar con un paño.

Aplica una imprimación

La imprimación preparará la superficie para la pintura, haciéndola más resistente y duradera. También ayudará a cubrir cualquier decoloración causada por el uso previo del contenedor. Dado que la imprimación estará en contacto directo con el metal del contenedor, asegúrate de que es resistente al óxido, para evitar la formación de corrosión. La imprimación puede aplicarse en una o dos capas, según el resultado final deseado.

Pinta el contenedor

Por último, es hora de aplicar la pintura. Se recomienda aplicar la primera capa de pintura ligeramente y de forma uniforme, y luego añadir otra capa si se desea. Por lo general, una capa de pintura es suficiente para proteger el contenedor y darle un aspecto profesional. La pintura debe aplicarse de arriba abajo para evitar que gotee, y siempre en un lugar bien ventilado.

Considera una capa anti graffiti

Especialmente si el contenedor se va a colocar en una zona urbana, otra alternativa a tener en cuenta es una capa anti graffiti. Esta capa, aplicada correctamente, protegerá la pintura de la tinta, la pintura en aerosol o los rotuladores permanentes, facilitando la limpieza de los grafitis si éstos cubren el contenedor.

Pintar un contenedor marítimo puede ser una tarea relativamente sencilla, sin embargo, hay que tener en cuenta algunos factores para conseguir el resultado deseado. Es importante elegir el tipo de pintura adecuado en función del uso y la ubicación, y mantener siempre la superficie limpia y seca. Si se le presta una buena atención y se mantiene, la pintura del contenedor durará muchos años con un aspecto brillante.

Las reparaciones de contenedores más habituales

Los contenedores se han convertido en una forma cada vez más popular de almacenamiento y transporte para muchas industrias distintas. Son una forma estupenda de reducir costes y garantizar la seguridad de la mercancía durante el transporte. Sin embargo, los contenedores necesitan un mantenimiento y reparación periódicos.

Las reparaciones habituales de los contenedores incluyen la prevención del óxido, los daños estructurales y el manejo de moho y humedad. Saber a qué hay que prestar atención puede ahorrar una cantidad considerable de tiempo, dinero y esfuerzo.

Prevención del óxido

Debido a la diferencia de temperaturas entre el día y la noche, cuando el contenedor está en alta mar, las gotas de agua pueden condensarse fácilmente dentro del contenedor, provocando óxido. A esto se le conoce como Corrosión Superficial, y puede causar daños importantes en un corto período de tiempo.

Para evitarlo, los contenedores deben inspeccionarse periódicamente en busca de óxido, y cualquier óxido existente debe lijarse y repintarse cuanto antes. Otras medidas preventivas consisten en aplicar un lubricante a las paredes interiores y utilizar un inhibidor de óxido para proteger la superficie exterior.

Daños estructurales

Los daños estructurales son otro factor importante a tener en cuenta. Los daños en la estructura del contenedor pueden producirse debido al desgaste normal o a colisiones en alta mar. Si se detecta que un contenedor está dañado, hay que repararlo inmediatamente.

Las reparaciones típicas incluyen la soldadura, la sustitución de puntos fuertes que falten o el refuerzo de puntos debilitados. En algunos casos, el contenedor tendrá que ser sustituido o desechado.

Moho y Humedad

El moho y la humedad también pueden ser un problema en los contenedores. Causados por la acumulación de humedad dentro del contenedor debido a cambios de temperatura, estos problemas pueden provocar el crecimiento de moho y daños por humedad, que pueden dañar la mercancía almacenada en el interior del contenedor.

Para evitarlo, debe sellarse adecuadamente todas las piezas antes de su envío, y debe utilizarse un deshumidificador para mantener el interior del contenedor seco.

Mantenimiento y reparación periódicos

El mantenimiento y reparación periódicos de los contenedores es muy importante para garantizar la seguridad y longevidad de cualquier producto en su interior. Realizar inspecciones periódicas del exterior e interior de los contenedores en busca de signos de óxido, corrosión, abolladuras, decoloración u otros daños puede ayudar a garantizar que el contenedor funciona correctamente.

Además, al cargar y descargar los contenedores, deben seguirse las técnicas de manipulación adecuadas y los protocolos de seguridad para evitar posibles daños.

Los contenedores son un recurso inestimable en la industria del transporte y almacenamiento, y unas reparaciones y un mantenimiento adecuados pueden garantizar que se utilicen con seguridad y eficacia.

Si te tomas tu tiempo para inspeccionar tus contenedores y realizar las reparaciones necesarias en cuanto se identifiquen, ayudarás a garantizar la seguridad de los productos almacenados y la longevidad del propio contenedor.

Contenedores marítimos, 100% deducible de impuestos

Contenedores

En un mundo donde los negocios tienen que lidiar con un entorno cada vez más exigente, una de las principales preocupaciones de los contribuyentes es conseguir una deducción fiscal íntegra para su presupuesto. Afortunadamente, los contenedores marítimos son una de esas inversiones que permiten una deducción 100% de impuestos.

Los contenedores marítimos se han convertido en una alternativa de transporte muy útil para varios sectores, especialmente para aquellas empresas que trabajan con bienes internacionales. La rapidez, conveniencia y economía de los contenedores marítimos los han convertido en la opción de envío más rentable para los contribuyentes.

¿Qué requisitos debe cumplir para ser una inversión 100% deducible?

Para que una compra sea una inversión 100% deducible de impuestos, debe cumplir con varios requisitos. Estos concideran el tiempo de permanencia del producto o servicio adquirido, el uso con el que se utiliza para el desarrollo de actividades empresariales o profesionales, la aplicación de los mismos, etc.

Además, el impacto fiscal de una compra 100% deducible no se limita al momento de la compra. Con el fin de obtener una deducción íntegra, el contribuyente debe mantener un control adecuado sobre el uso de los productos adquiridos. El uso empresarial de los contenedores marítimos debe estar bien documentado para que el propietario obtenga los beneficios tributarios deseados.

Ventajas tributarias de los contenedores marítimos

Las cargas tributarias son uno de los mayores costes para una empresa, especialmente para aquellas compañías que trabajan con exportaciones. Por eso, aprovechar el impacto fiscal es una estrategia inteligente para negocios internacionales. Los contenedores marítimos se han convertido en el transporte preferido para exportar bienes a nivel internacional.

Ahora bien, debido a que los contenedores marítimos son una compra directa, la mayoría de los contribuyentes pueden deducir el costo completo de los contenedores. Esto lo hace una excelente opción para los empresarios que buscan contener los mayores costos posibles de su presupuesto.

Requisito para una deducción íntegra de una compra de contenedores marítimos

Uno de los requisitos principales para la deducción íntegra de una compra de contenedores marítimos es el uso destinado a la empresa. Esto significa que los contenedores marítimos adquiridos deben de estar relacionados directamente con actividades empresariales. Además, el contribuyente debe documentar adecuadamente el uso empresarial y mantener todos los registros financieros sobre los contenedores.

Como norma general, es necesario que se descarte todo uso personal o de cualquier otra índole que no esté unido a la empresa. Además, los contribuyentes deben respetar los plazos de deducción para obtener el impacto tributario deseado. Si los contribuyentes no cumplen con los tiempos establecidos, los contenedores adquiridos podrían quedar excluidos de la deducción íntegra.

Los contenedores marítimos ofrecen muchos beneficios a las empresas y contribuyentes. No solo son una alternativa de transporte segura, rentable y económica, sino que también permiten ahorrar en los costes de impuestos. Si se siguen los requisitos adecuados para la deducción íntegra de los contenedores marítimos, los contribuyentes pueden aprovechar al máximo este excelente recurso

10 ventajas de los contenedores usados

taller secos 3

Los contenedores usados son elementos fundamentales para el transporte de mercancías por barco. Los productos pueden viajar desde la ubicación del proveedor hasta el país del destinatario de una forma segura y eficiente. Además, estos contenedores usados también pueden tener otras utilidades como estructuras para construcciones de todo tipo.

Para adquirir un contenedor usado es necesario encontrar un proveedor que ofrezca las máximas garantías. De esta manera te aseguras de recibir un producto de la mejor calidad con el que podrás desarrollar cualquier proyecto.

Los contenedores usados son un recurso cada vez más utilizado por todo tipo de usuario. Esto se debe a que ofrecen muchas ventajas para quienes los usan. A continuación te describimos todos los beneficios que puedes conseguir si decides adquirir este tipo de estructura para darle una segunda vida.

1. Un coste más reducido

La principal ventaja de optar por los contenedores usados es que tienen un coste más reducido. Por eso puede encajar en todo tipo de proyectos, pero son realmente interesantes para los que tienen un presupuesto más ajustado. Lo importante es saber dónde encontrar este tipo de contenedores que ofrecen tantos beneficios.

El hecho de pagar menos se debe a que el contenedor usado puede que necesite algo menos de mantenimiento y que su vida útil es algo más corta. Aun así sigue manteniendo prácticamente todas sus prestaciones en perfecto estado.

2. Buena relación calidad-precio

Podrás encontrar contenedores usados que estén en muy buen estado porque su uso anterior no ha sido demasiado intenso o duro. Por este motivo te parecerá que la relación calidad-precio es muy buena. Por una parte del precio total puedes adquirir un contenedor usado prácticamente con las mismas características que uno nuevo.

Para conseguir esto es necesario acudir a un vendedor que ofrezca productos de calidad y que tenga experiencia en la venta de este tipo de productos. Los expertos del equipo de ETEU te asesorarán para que puedas encontrar el contenedor usado perfecto para ti.

3. Múltiples usos

Lo mejor de los contenedores usados es que se pueden usar en multitud de proyectos. Ofrecen mucha flexibilidad para adaptarse a diversas funcionalidades como ser estructura permanente de una construcción o ser un edificio provisional.

Los contenedores usados son un recurso especialmente usado en arquitectura. Además, son un recurso muy efectivo para proyectos que buscan una estética industrial y moderna.

4. Con poco mantenimiento se consiguen grandes resultados

Los contenedores usados suelen necesitar una mano de pintura para que queden como nuevos. Este proceso no es costoso ni en tiempo ni en dinero y se consigue aumentar la durabilidad de los contenedores.

Para alargar la vida útil de los contenedores usados en muchos casos solo es necesario pintarlos de nuevo para que ofrezcan un mejor aspecto y una mayor resistencia.

5. Existe una gran variedad

Existen muchas alternativas de tipos de contenedores usados. Esta es una gran ventaja, ya que se puede encontrar justo el que encaje con tu proyecto con bastante facilidad. Lo mejor es acudir a empresas como ETEU que cuentan con un amplio catálogo para elegir. De esta manera puedes conocer todas las opciones y recibir el mejor asesoramiento.

El stock de contenedores usados de ETEU es realmente amplio y puede solucionar todo tipo de necesidades.

6. Los recibirás en muy poco tiempo

Una vez localizado el contenedor usado que vas a usar y hayas pagado su precio, lo recibirás en un plazo muy breve donde lo necesites. No sufrirás retrasos en tus proyectos, ya que se pueden enviar prácticamente a cualquier destino sin dificultad.

Con ETEU podrás contar con un contenedor usado siempre que lo necesites y con garantía de entrega en plazo.

7. Una gestión más eficaz de los residuos

Mediante la adquisición de contenedores usados estás colaborando a que se generen menos residuos que pueden contaminar el medioambiente. Si tu proyecto pretende ser eficiente y ecológico, entonces debes optar por reciclar productos como estas estructuras.

Con los contenedores usados consigues colaborar en ofrecer un planeta mejor a las generaciones más jóvenes.

8. Una larga vida útil

Los contenedores usados son elementos que aún mantienen que ofrecen una gran resistencia frente al desgaste. Su vida útil sigue siendo muy larga, aunque es más corta que la de los contenedores nuevos, por lo que se pueden usar para proyectos que pretendan durar bastante tiempo.

Los contenedores usados son productos muy fiables que puedes usar para conseguir tus objetivos.

9. Muy resistentes

Una de las principales características de los contenedores usados es que ofrecen una gran resistencia y que soportan usos muy intensos sin necesidad de aplicar mantenimientos continuados.

Un contenedor usado es perfecto para cualquier tipo de actividad, incluso las más exigentes.

10. Fácilmente adaptables

Se pueden realizar modificaciones en los contenedores usados para adaptarlos al nuevo uso que se le quiere dar. Por ejemplo, se pueden recortar en sus paredes puertas y ventanas para que se puedan usar como estructuras para todo tipo de construcciones.

¡Descubre todos los beneficios del uso de los contenedores usados con ETEU! Nuestro equipo de expertos estará encantado de atenderte para resolver cualquier duda.

Contenedores nuevos o contenedores usados, ¿qué elegir?

PRINCIPAL STORE EN JAVEA

Elegir entre contenedores nuevos o contenedores usados puede ser difícil. Ambas soluciones tienen muchas ventajas que son muy beneficiosas. Te queremos ayudar dándote las claves necesarias para que tomes la decisión adecuada. Todo dependerá de factores como el tiempo de ejecución de tu proyecto o el presupuesto que tengas disponible.

Uno de los aspectos que debes tener en cuenta es que los contenedores tienen una vida útil bastante larga. Un factor que se debe tener en cuenta es el uso que se le está dando. Por ejemplo, si es para realizar el transporte marítimo de mercancías, su vida media es de 10 años y si es para vivienda entonces, puede llegar hasta los 20 años.

Lo cierto es que la durabilidad de estas estructuras es bastante larga, por lo que su precio es bastante atractivo tanto si se trata de contenedores nuevos como si son contenedores usados. Vamos en cada caso cuáles los beneficios que puedes obtener.

Cuándo optar por los contenedores nuevos

Los contenedores nuevos cuentan con una mayor durabilidad y prácticamente no necesitará mantenimiento para que estén en buen estado. Por esta razón su precio es más elevado que los contenedores usados. Los usuarios ideales para esta opción son aquellos que cuentan con un presupuesto más elevado y necesiten contar para sus proyectos con elementos que puedan cumplir con su función durante un plazo más largo.

Se puede adquirir cualquier modelo que exista en el catálogo de contenedores nuevos del proveedor. La posibilidad de elegir la opción que mejor encaje con tu proyecto es mayor. Si se quiere solucionar una necesidad muy específica de manera rápida, lo mejor es adquirir un contenedor nuevo.

También es conveniente pensar en el uso que se le va a dar. Si durante la utilización va a ser muy maltratado, entonces es mejor no adquirir un contenedor nuevo para que pueda ofrecer sus prestaciones durante una vida útil más larga.

Cuándo elegir los contenedores usados

Los contenedores usados o de segunda mano tienen como principal característica que su precio es más reducido que el de los contenedores nuevos. Este se debe a que ya han consumido parte de su durabilidad y que puede que presenten algún desperfecto que necesite algo de mantenimiento. Por lo que será necesario que tengas que invertir algo de tiempo y dinero para realizar reparaciones menores.

Los contenedores usados son perfectos para los proyectos con presupuestos más ajustados. Están en muy buen estado y todavía ofrecen funcionalidades durante mucho tiempo. Aunque debes tener en cuenta que seguramente deban ser reemplazados en un plazo menor que con un contenedor nuevo. Por esto es necesario tener una buena planificación para aprovechar al máximo estas estructuras.

Los contenedores usados son ideales si se quiere realizar un proyecto con un carácter ecológico y sostenible. Si tomas esta opción estás colaborando con la reducción de residuos. Si quieres cuidar el medio ambiente, lo mejor es que optes por dar una segunda vida a los contenedores usados.

En muchas ocasiones los desperfectos de un contenedor usado no permiten su uso como contenedor marítimo, pero sí para otras utilidades como estructura de una construcción. De esta manera se está realizando una labor de reciclaje que beneficia al planeta.

Esto también puede ayudar a dar una imagen de conciencia medioambiental de empresa que será muy bien recibida por tus clientes.

Como inconveniente se puede señalar que la variedad de modelos disponibles de contenedores usados es más reducidas y dependerá de la necesidad de cambio de los primeros propietarios. Por eso esta opción se adapta mejor para aquellos proyectos que tengan necesidades menos exigentes.

Tanto el uso de los contenedores nuevos como de los contenedores usados tienen ventajas e inconvenientes. Por eso es necesario que sepas bien qué necesidades debes cubrir para realizar la elección que mejor te convenga.

También puedes pedir asesoramiento a expertos como los que encontrarás en ETEU. De esta manera podrás conocer bien las posibilidades reales que hay tu alcance.

En ETEU tenemos una gran experiencia en el suministro de contenedores marítimo. Nuestro equipo de expertos está siempre dispuesto a resolver cualquier duda que tengas. ¡Contacta ya con nosotros para recibir la información sobre contenedores nuevos y contenedores usados que necesites! Te ayudamos a tomar la decisión que mejor encaje contigo.

Comprar un contenedor de ocasión y cómo pintarlo

¿Has pensado en comprar un contenedor de ocasión? Estos espacios de almacenamiento se caracterizan por su gran durabilidad y por la gran cantidad de usos que ofrecen. Se pueden adquirir por un precio realmente interesante para todo tipo de público. En muchas ocasiones puede ser necesario saber cómo pintar este tipo de estructura para mejorar su aspecto o hacer que encaje más con el entorno.

Otra buena alternativa es adquirir un contenedor usado para conseguir reducir aún más los costes de tus proyectos. Están diseñados para evitar la corrosión y ofrecer mucha resistencia frente a los fenómenos climáticos. Si quieres conseguir un toque personal o reforzar tu imagen corporativa, además de ampliar su durabilidad, entonces se hace necesario que lo pintes siguiendo estos pasos que te contamos a continuación.

Cómo pintar un contenedor de ocasión

Ahora que ya tienes tu contenedor marítimo a buen precio, es hora de que lo pintes para prepararlo para su uso. Estos son todas las fases que se deben seguir.

Preparación de la superficie

El primer paso que se debe hacer a la hora de pintar es preparar la superficie para que reciba la pintura de manera adecuada. Este proceso se debe iniciar con una buena limpieza que elimine cualquier suciedad que pueda existir en tu contenedor de ocasión. Es preferible usar una pistola de agua a presión y un cepillo de alambre para esta parte del proceso.

Para seguir preparando la superficie se usan varias técnicas. Mediante el decapado con un producto química los restos de pinturas y óxidos que puedan existir en el contenedor marítimo. Luego es conveniente realizar un lijado para seguir retirando cualquier residuo que pueda existir y ayudar a que la superficie reciba la nueva pintura. Para realizarlo de manera efectiva se debe usar un buffer.

La última parte de esta fase es aplicar una capa de primer o imprimación que termina de preparar la superficie para recibir la pintura. En este caso debe ser un producto especialmente diseñado para el metal por lo que es conveniente hablar con un proveedor de confianza para realizar la elección adecuada.

Aplicación de la pintura

La pintura para tu contenedor de ocasión debe ofrecer especial protección para la corrosión y la acción de cualquier agente exterior que además se apta para metales. De nuevo, lo mejor es acudir a un establecimiento donde haya expertos que te ofrezcan los mejores consejos.

Primero se debe aplicar una capa base que hay que dejar secar. Luego se deben realizar otras dos capas como mínimo. Se puede usar un rodillo o una pistola de pintura a presión.

En cualquier caso se pueden dar todas las capas que quieras hasta que quedes satisfecho con el resultado. Siempre debes esperar a que se haya secado completamente una capa para aplicar la nueva.

Es conveniente que repases toda la superficie del contenedor usado o nuevo que hayas pintado para encontrar y solucionar cualquier desperfecto. Es muy probable que haya zonas como las esquinas que puedan necesitar un repaso. Para esta parte del proceso se puede usar una pistola de gravedad, rodillos más pequeños o brochas.

Secado de la pintura

Este paso se debe realizar tanto en la aplicación de las capas intermedias como en la final. Se deben seguir los plazos indicados por el fabricante, lo que puede implicar que pueden pasar varios días hasta que se produzca el secado total de la pintura. Por esta razón se puede requerir cierta planificación a la hora de pintar un contenedor de ocasión.

Esta paso final es conveniente que se realice de la manera adecuada para conseguir unos buenos acabados. Además, de esta manera se logra que la pintura cumpla con su función protectora para que tu contenedor usado o nuevo permanezca perfecto durante más tiempo.

Adquirir un contenedor de ocasión y pintarlo es una gran opción para dar una nueva vida a este tipo de estructuras. Ahora que ya conoces todos los pasos a seguir, seguro que le puedes sacar el mayor partido. Recuerda tomar las medidas de precaución necesarias durante todo el proceso para evitar problemas.

En ETEU encontrarás los contenedores de ocasión de la mejor calidad. En nuestro catálogo podrás encontrar una amplia variedad de posibilidades que seguro que se ajustan a tus necesidades. Entra en nuestra web para encontrar toda la información o contacta con nuestro equipo para resolver cualquier duda. ¡Te esperamos!

Otros usos de contenedores marítimos que debes conocer

Contenedores

Los contenedores marítimos son usados en todo el mundo para el transporte de mercancías. Gracias a ellos muchos productos llegan a su destino en perfecto estado tras recorrer miles de kilómetros en barco de forma segura. Ofrecen una estructura sólida que también puede ser usada para otras finalidades.

Tanto los contenedores usados como los nuevos son elementos tienen utilidad más allá de preservar los bienes hasta que llegan a su destinatario. Uno de los usos más extendidos es aprovecharlos en proyectos de arquitectura. Gracias a su durabilidad y a su gran espacio son una alternativa de calidad y de buen precio frente a otro tipo de estructuras.

Esta tendencia de crear espacios habitables con contendedores marítimos se conoce como cargotectura o shipping container arquitecture. Son perfectos para proyectos de arquitectura modulares que juegan con los espacios para aprovecharlos al máximo. Además, presentan una especial capacidad para resistir y la conexión y pueden soportar elevadas cargas.

Estos son otros usos de los contenedores marítimos que debes conocer.

Casas de diseño

Los contenedores usados y nuevos son perfectos para crear espacios para usar como residencias. Son utilizados en proyectos que buscan una estética industrial y moderna. Se pueden usar para distribuir el espacio de manera eficiente y además permiten plazos de obra más cortos. Por este motivo son una alternativa muy usada en la arquitectura.

Se pueden usar para construir la vivienda en su totalidad o como un añadido a una estructura que ya existe. Lo cierto es que los contenedores marítimos permiten mucha flexibilidad en los proyectos de arquitectura y cada vez son más usados por las ventajas que proporciona.

Viviendas provisionales

Gracias a la rapidez con la que pueden ser transportados e instalados, los contenedores usados y nuevos son perfectos para establecer viviendas provisionales para acoger a los afectados por cualquier tipo de catástrofe. Es una buena solución temporal que logra ofrecer una casa para quienes no disponen de una por inundaciones, incendios, terremotos, etc.

Con los contenedores marítimos se puede dar una respuesta rápida para las necesidades de vivienda que pueden surgir en este tipo de crisis. Además, luego se pueden volver a reutilizar para otras ocasiones similares.

Edificios públicos

Los contenedores usados y nuevos también se usan para construir colegios, comisarias, bibliotecas, etc. Son perfectos para este tipo de edificios destinados a ofrecer servicios a la ciudadanía. Además, permiten que la construcción se pueda hacer más grande en el caso de que se amplíen las prestaciones públicas.

Los contenedores marítimos son una alternativa a buen precio y que ofrece mucha versatilidad para crear edificios públicos en los que ofrecer todo tipo de servicios.

Almacenes

Si se necesita espacio extra para guardar mercancías, los contenedores marítimos permiten obtener de manera rápida el espacio extra de almacenamiento que se necesita. Gracias a sus dimensiones permite guardar en su interior todo tipo de productos para mantenerlos resguardados del exterior.

Los contenedores marítimos son muy fáciles de transportar, por lo que se pueden colocar en casi cualquier ubicación. De esta manera se consigue aprovechar al máximo espacios libres que antes no tenían ningún uso.

Oficinas

Gracias a su gran utilidad para crear espacios modulares, los contendedores usados y nuevos son perfectos para construir oficinas. Son perfectos para crear espacios de trabajo tanto provisionales como permanentes. Es muy habitual encontrar un contenedor usado como oficina en las obras de construcción de cualquier edificio.

Con su versatilidad, con los contenedores marítimos se pueden conseguir espacios más diáfanos donde exista un espacio común de trabajo o zonas más divididas por departamentos.

Bares y restaurantes

Los contenedores usados y nuevos también sirven para construir bares y restaurantes. Es una alternativa que ofrece una imagen moderna e innovadora que se puede colocar en casi cualquier sitio. Con este tipo de estructuras se puede iniciar cualquier tipo de proyecto de restauración de manera rápida y sencilla.

Lo mejor de los contenedores marítimos es que reducen muchos los costes generados por la construcción, lo que permite centrar los recursos en otros objetivos como la obtención de materias primas de calidad.

¡Aprovecha al máximo todas las ventajas que ofrecen los contenedores marítimos para crear construcciones! En ETEU te ofrecemos los contenedores de mayor calidad para que no tengas ningún problema a la hora de realizar tus proyectos. ¡Contacta ya con nuestro equipo de profesionales para obtener más información y resolver cualquier duda!

Comprar containers nuevos: 7 modelos dónde elegir

CONTENEDOR OPEN SIDE NUEVO INTERIOR 20 PIES

Cuando se trata de comprar containers nuevos, encontrar el que necesitas no es exactamente sencillo. Después de todo, existe una gran variedad de opciones de almacenamiento, todas seguras y versátiles, pero que están pensadas para necesidades diferentes. Es por ello que, con la creciente demanda de contenedores en diferentes industrias y para variados cometidos, siempre es mejor contar con una amplia de opciones entre las cuales elegir.

Si estás buscando comprar containers nuevos que se adapten a las variantes y crecientes necesidades de tu empresa, has llegado al lugar indicado. Te presentamos los 7 modelos más demandados de contenedores en el mercado, cada uno ofreciendo soluciones diversas que van desde el almacenamiento de mercancía hasta el transporte de vehículos. ¡Te los explicamos de manera detallada y te ayudamos a optar por la mejor opción para ti!

1. Comprar containers nuevos Dry Van

Empezamos con uno de los tipos de contenedores más comunes en la industria, el Dry Van. Se utiliza para transportar mercancía, ya sea en barcos, trenes, camiones e incluso en almacenes a nivel mundial. Se caracteriza por ofrecer hermeticidad y robustez, todo gracias a su estructura con acero cortén y su recubrimiento repelente a la humedad.

Se trata de una opción ideal para aquellos que quieren comprar containers nuevos para el transporte internacional. Asimismo, es una gran alternativa para quienes buscan una opción de almacenaje y trasporte más económica. Su presentación más conocida es la de 20 pies, pero también contamos con una de 10 pies que ofrece incluso más ahorro de dinero.

2. El contenedor High Cube

Muy similares a los contenedores Dry Van de 20 pies, los contenedores High Cube, se destacan por ofrecer altura adicional. Logran alcanzar una medida de hasta 2.89 metros y también están disponibles en varias versiones. Su diseño los hace los ideales para transportar cargas ligeras y voluminosas, que suelen superar el límite de altura de los contenedores antes mencionados. ¡Si quieres comprar containers nuevos y adaptables, estos son los ideales!

3. Contenedor Refeer

Y ahora te presentamos un diseño de contenedor más moderno y adaptable para tus necesidades de trasporte más delicadas. A los contenedores Refeer también se les conoce como refrigerados, con la capacidad de crear un ambiente de temperatura controlada. Ideal para el transporte de mercancía como frutas, verduras, productos lácteos, carne y productos congelados.

¿La mejor parte de comprar containers Refeer nuevos? Se puede adaptar a una gran variedad de temperaturas, con un rango que va desde los -18 °C hasta niveles más moderados alrededor de 30 °C. ¡Ya no tendrás que preocuparte por tus productos perecederos!

4. Contenedor Open Side

Los contenedores Open Side también son muy similares a los Dry Van. Sin embargo, estos están pensados para necesidades bastante específicas de transporte. Principalmente en la carga de mercancías de mayores dimensiones, las cuales no pueden ser introducidas por la puerta de un contenedor estándar. Su principal objetivo es facilitar la carga y descarga de mercancías de gran tamaño, por lo que es una opción bastante popular en grandes industrias.

5. Contenedor Double Door

Ahora, ¿qué tal si tu mercancía es de gran longitud? Es ahí cuando comprar containers Double Door nuevos es la opción ideal. Estos hacen que la carga de mercancías voluminosas sea más sencilla, sin mencionar que puedes aprovechar la apertura de puertas por ambos lados para que el proceso sea más ágil y rápido.

Se suelen usar para el transporte de productos como tuberías y tubos de metal, así como otro tipo de mercancías de gran longitud. Si estás buscando una alternativa que brinde gran flexibilidad y agilidad durante el proceso de carga y transporte de tus mercancías, esta es la mejor que vas a encontrar al comprar containers nuevos. ¡Su objetivo es optimizar la eficiencia en cada uno de tus transportes!

6. Comprar containers Open Top nuevos

Entre los contenedores, este es, sin duda alguna, uno de los más interesantes. Se debe a que este contenedor no tiene techo. Está abierto en la parte superior y suele estar cubierto con una lona. Sin embargo, esto no significa que ofrezca menor protección o sea menos útil. Están diseñados para llevar aquellas mercancías que superan las dimensiones y peso que un Dry Van puede soportar.

Su techo descubierto también permite que se pueda descargar la mercancía mediante grúa, haciendo que sea la opción ideal para llevar materiales de construcción tales como bloques de piedra, vidrio o incluso maquinarias. Si piensas transportar cargas inusuales o de gran tamaño, esta es tu mejor opción.

7. Contenedor Flat Track

Sin duda uno de los menos comunes, pero de gran utilidad, encontramos los contenedores Flat Track. Esta solución se usa principalmente para mercancías que requieren una carga especializada, por lo que esta solución es para necesidades bastante específicas. En este tipo de contenedores usualmente se transporta maquinaria pesada y tuberías.

Cabe destacar que existen dos tipos de estos contenedores. Primero estás los que tiene laterales abatibles y otros con laterales fijos. La elección dependerá de tus necesidades específicas y de la manera en la que se requiera manipular la mercancía. ¿Aún no sabes cuál elegir? ¡No dudes en contactarnos y te asesoramos para comprar containers nuevos adecuados!