Las reparaciones de contenedores más habituales

Los contenedores se han convertido en una forma cada vez más popular de almacenamiento y transporte para muchas industrias distintas. Son una forma estupenda de reducir costes y garantizar la seguridad de la mercancía durante el transporte. Sin embargo, los contenedores necesitan un mantenimiento y reparación periódicos.

Las reparaciones habituales de los contenedores incluyen la prevención del óxido, los daños estructurales y el manejo de moho y humedad. Saber a qué hay que prestar atención puede ahorrar una cantidad considerable de tiempo, dinero y esfuerzo.

Prevención del óxido

Debido a la diferencia de temperaturas entre el día y la noche, cuando el contenedor está en alta mar, las gotas de agua pueden condensarse fácilmente dentro del contenedor, provocando óxido. A esto se le conoce como Corrosión Superficial, y puede causar daños importantes en un corto período de tiempo.

Para evitarlo, los contenedores deben inspeccionarse periódicamente en busca de óxido, y cualquier óxido existente debe lijarse y repintarse cuanto antes. Otras medidas preventivas consisten en aplicar un lubricante a las paredes interiores y utilizar un inhibidor de óxido para proteger la superficie exterior.

Daños estructurales

Los daños estructurales son otro factor importante a tener en cuenta. Los daños en la estructura del contenedor pueden producirse debido al desgaste normal o a colisiones en alta mar. Si se detecta que un contenedor está dañado, hay que repararlo inmediatamente.

Las reparaciones típicas incluyen la soldadura, la sustitución de puntos fuertes que falten o el refuerzo de puntos debilitados. En algunos casos, el contenedor tendrá que ser sustituido o desechado.

Moho y Humedad

El moho y la humedad también pueden ser un problema en los contenedores. Causados por la acumulación de humedad dentro del contenedor debido a cambios de temperatura, estos problemas pueden provocar el crecimiento de moho y daños por humedad, que pueden dañar la mercancía almacenada en el interior del contenedor.

Para evitarlo, debe sellarse adecuadamente todas las piezas antes de su envío, y debe utilizarse un deshumidificador para mantener el interior del contenedor seco.

Mantenimiento y reparación periódicos

El mantenimiento y reparación periódicos de los contenedores es muy importante para garantizar la seguridad y longevidad de cualquier producto en su interior. Realizar inspecciones periódicas del exterior e interior de los contenedores en busca de signos de óxido, corrosión, abolladuras, decoloración u otros daños puede ayudar a garantizar que el contenedor funciona correctamente.

Además, al cargar y descargar los contenedores, deben seguirse las técnicas de manipulación adecuadas y los protocolos de seguridad para evitar posibles daños.

Los contenedores son un recurso inestimable en la industria del transporte y almacenamiento, y unas reparaciones y un mantenimiento adecuados pueden garantizar que se utilicen con seguridad y eficacia.

Si te tomas tu tiempo para inspeccionar tus contenedores y realizar las reparaciones necesarias en cuanto se identifiquen, ayudarás a garantizar la seguridad de los productos almacenados y la longevidad del propio contenedor.