¿Cómo pintar un contenedor marítimo?

Los contenedores marítimos se han convertido en una opción popular para construir viviendas, oficinas y tiendas. No sólo son más baratos, sino también más respetuosos con el medio ambiente que las construcciones tradicionales. Sin embargo, la nueva tendencia plantea algunos retos, uno de ellos es cómo pintar un contenedor marítimo.

Tanto si el contenedor sirve como almacén temporal como como espacio habitable permanente, una capa de pintura bien aplicada lo protegerá y le dará un aspecto profesional. En este artículo te indicamos los pasos a seguir para pintar con éxito tu contenedor marítimo.

Decide qué pintura utilizarás

La primera decisión que debes tomar es qué tipo de pintura vas a utilizar. La elección dependerá de la ubicación y la función del contenedor. Por ejemplo, si estará expuesto al aire salino, una pintura a base de esmalte será más resistente a la formación de óxido. En cuanto al color, la pintura acrílica es la opción más popular, pero también pueden considerarse otros tipos de pintura siempre que el material sea compatible con la superficie del contenedor.

Limpia la superficie

La pintura sólo se adherirá correctamente a la superficie del contenedor si está limpia y libre de residuos. El primer paso del proceso de pintura es limpiar a fondo el exterior del contenedor con agua, jabón y un cepillo. También, si es necesario, puede utilizarse una hidrolimpiadora. Después de la limpieza, la superficie de acero se debe secar con un paño.

Aplica una imprimación

La imprimación preparará la superficie para la pintura, haciéndola más resistente y duradera. También ayudará a cubrir cualquier decoloración causada por el uso previo del contenedor. Dado que la imprimación estará en contacto directo con el metal del contenedor, asegúrate de que es resistente al óxido, para evitar la formación de corrosión. La imprimación puede aplicarse en una o dos capas, según el resultado final deseado.

Pinta el contenedor

Por último, es hora de aplicar la pintura. Se recomienda aplicar la primera capa de pintura ligeramente y de forma uniforme, y luego añadir otra capa si se desea. Por lo general, una capa de pintura es suficiente para proteger el contenedor y darle un aspecto profesional. La pintura debe aplicarse de arriba abajo para evitar que gotee, y siempre en un lugar bien ventilado.

Considera una capa anti graffiti

Especialmente si el contenedor se va a colocar en una zona urbana, otra alternativa a tener en cuenta es una capa anti graffiti. Esta capa, aplicada correctamente, protegerá la pintura de la tinta, la pintura en aerosol o los rotuladores permanentes, facilitando la limpieza de los grafitis si éstos cubren el contenedor.

Pintar un contenedor marítimo puede ser una tarea relativamente sencilla, sin embargo, hay que tener en cuenta algunos factores para conseguir el resultado deseado. Es importante elegir el tipo de pintura adecuado en función del uso y la ubicación, y mantener siempre la superficie limpia y seca. Si se le presta una buena atención y se mantiene, la pintura del contenedor durará muchos años con un aspecto brillante.